La pizarra es un material precioso con unas posibilidades infinitas del que se aprovechan muy poco sus ventajas. Te contamos algunas maneras en las que puedes usar la pizarra en la decoración de interiores.

Cuando la gente piensa en decorar con piedra natural, generalmente lo primero que se le viene a la cabeza es el mármol o el granito, los dos materiales más conocidos. Otros como, por ejemplo, el onyx, también precioso, o la pizarra, quedan relegados a un segundo plano, o incluso tercero porque se desconoce su existencia o se tienen falsas creencias sobre ellos como, por ejemplo, que son bastante inaccesibles. Sin embargo, estos materiales están más a nuestro alcance de lo que verdaderamente imaginamos. A continuación, vamos a presentarte algunos consejos sobre cómo puedes usar la pizarra en la decoración de interiores.

La pizarra se suele usar mayoritariamente para los revestimientos. En la decoración de interiores encontramos la pizarra recubriendo suelos y todo tipo de paredes. Por sus cualidades, es perfecta tanto para interior como para exterior.

Los suelos de pizarra dan un toque bastante rústico así que es perfecto para amantes de este estilo y también para casas que se encuentran en zonas rurales, casas de descanso, etc. La única diferencia que hay entre usar la pizarra para revestimientos de interior o en el exterior es el acabado que se le da, que tiene como objetivo adaptarlo para soportar las condiciones a las que se enfrentará sin que pierda su belleza y resistencia.

En cuanto a colores, hay bastante variedad pues si bien las pizarras suelen venir en color negro, también se pueden encontrar en el mercado en otros colores como gris, rojo, verde o multicolor.

Una de sus características es la impermeabilidad, razón por la que suele usarse mucho para revestir las paredes de los baños y la verdad es que quedan muy bien estéticamente. Además, su resistencia hace a la pizarra una gran apuesta para este tipo de trabajos en decoración. La pizarra está muy presente, también, en los spas.

La pizarra también se puede usar para crear tejados muy originales, esto es a consecuencia de su resistencia y su impermeabilidad también. Otros usos frecuentes de la pizarra en la decoración de interiores son para pavimentar, para diseñar platos de ducha y también para elaborar murales de pared muy originales y con un poder de distinción bastante deseable.

¿Qué te gustaría hacer con la pizarra para darle a tu hogar un estilo personal?

Contacta con nosotros

Paseo de Circunvalación 41 02004 Albacete
666 138 694 - 685 181 748
info@neftis.es

Neftis