Supón que una nueva piedra natural ha sido instalada en la decoración de tu hogar y brilla con luz propia. Ahora te toca cuidar esta inversión y mantenerla como el primer día.

Ya sea que tengas un nuevo marco de chimenea de granito, un tocador de baño de cuarcita blanca clásica con bellas vetas grises o encimeras de mármol blanco, la limpieza periódica es imprescindible para conservar su impresionante acabado. Además, cuando se limpian adecuadamente, los colores de piedra tienden a ser más llamativos, mostrando su más pura belleza.

Si bien el cuidado y la limpieza de la piedra natural no es algo difícil, se debe prestar atención a los consejos y advertencias de los profesionales al aplicar cualquier tipo de producto químico en estos tipos tan delicados de piedra. Más allá de la limpieza, sigue las instrucciones de tu instalador o fabricante sobre el sellado.

Algunas piedras naturales necesitan un sellado regular, algunas periódicas, otras no. El granito, por ejemplo, necesita menos sellado que una encimera de mármol debido a su densidad. Las encimeras de cuarcita tienen la misma densidad y requieren la misma cantidad de sellado que el granito con una periodicidad de dos veces al año.

GRANITO
El granito es una de las piedras naturales más fuertes y duraderas producidas por la naturaleza. Debido a que es capaz de estar a la altura de las cocinas más concurridas, las encimeras de granito se han hecho omnipresentes en los hogares de todo el mundo. No obstante, el granito puede rayarse, por lo que se debe limpiar con un paño no abrasivo. Usa un limpiador específicamente formulado para granito.

Recuerda que no todas las piedras naturales, especialmente el granito, deben sellarse. Recurre a la prueba de la gota de agua para averiguarlo. Vierte agua en la superficie del granito, espera unos minutos y seca. Si el área parece más oscura, tu piedra absorbe líquido y debe sellarse o volver a sellarse. Si no, puede esperar a ser sellada de momento.

MÁRMOL
Se debe tener un poco más de cuidado con el mármol debido a que es un material poroso. Una piedra caliza como es el mármol contiene altos niveles de carbonato de calcio en forma de calcita mineral, lo que significa que es muy sensible a la mayoría de los productos de limpieza y remedios caseros. Evita todo lo que contenga productos químicos, cítricos, vinagre y otros líquidos ácidos. Es por eso que las encimeras de mármol no son recomendables para aplicaciones de cocina o exteriores de mucho tránsito ya que el mármol se puede manchar y verse afectado por la exposición prolongada al sol.

Las encimeras de mármol deben sellarse hasta cuatro veces por año. Sin embargo, prueba si se necesita un sellador. El uso innecesario del sellador puede no absorberse completamente en la piedra.

CUARCITA
Para reducir el riesgo de manchas o corrosión, la cuarcita debe sellarse dos veces al año porque puede ser porosa y sin un sellador los derrames ácidos se absorberán en la piedra y causarán un ataque químico.

La mayoría de estas piedras naturales tienen un aspecto muy similar al mármol, sobre todo la cuarcita blanca clásica, pero es abundante como el granito y también ofrece colores de piedra con tonos rojos y rosados. El uso de un detergente suave y un trapo húmedo son dos métodos seguros.

Al igual que con todas las piedras naturales, no uses vinagre ni ningún limpiador que no esté específicamente diseñado para la cuarcita.

Los fabricantes recomiendan que todos los productos de granito y mármol se usen restrictivamente en las encimeras de granito o de mármol o cualquier otra piedra natural para que su instalación impresione como el primer día. Correctamente mantenida y sellada, la piedra natural estará en buenas manos.

Contacta con nosotros

Paseo de Circunvalación 41 02004 Albacete
666 138 694 - 685 181 748
info@neftis.es

Neftis