El mármol junto con el granito son dos piedras naturales muy populares que han estado presentes en la industria de la construcción durante mucho tiempo. Ambas tienen sus ventajas en lo que se refiere a apariencia y durabilidad.

¿Qué es el mármol?

“Mármol” es un término usado por geólogos para referirse a la caliza metamorfoseada. Es una roca metamórfica compuesta por materiales de carbonato que se forma cuando la caliza de la corteza terrestre está sujeta a altas temperaturas y alta presión. Esto hace que la piedra experimente una etapa de metamorfosis donde la calcita se cristalizaría de nuevo para formar cristales de calcita cambiando la textura de las rocas. A medida que la etapa de metamorfosis progresa, los cristales se agrandan y se entrelazan incluso a simple vista.

Entre todas, la piedra natural de mármol es la más elegante y lujosa. Es también bastante versátil ya que puede ser usada en suelos, en elementos decorativos de muebles, en chimeneas y en cuartos de baño. Al igual que otras piedras naturales, el mármol está disponible en una gran variedad de colores desde blanco lechoso a rojo y negro.

¿Qué es el granito?

El granito es una roca granulosa e incandescente cuya textura es rugosa. Su formación es debida a la lenta cristalización del magma bajo la superficie de la tierra. Muchas de las instalaciones que encontramos en nuestro día a día, especialmente en grandes ciudades como pueden ser el pavimento, los azulejos del suelo y las tumbas de los cementerios están hechas de granito. Muchos lugares de renombre como el monte Rushmore, el valle Yosemite y Torres del Paine en Chile son un foco de granito.

El granito está principalmente compuesto de cuarta y feldespato, es de granulado áspero y suele ser de colores claros. Su uso ha sido extenso desde la antigüedad para interiores y exteriores.

Granito y mármol, ¿cuál es mejor y para qué?

  1. Dureza y longevidad: El granito es relativamente más duro y fuerte que el mármol. Se le conoce como la piedra natural más duradera si la comparamos con el mármol. Es resistente al calor y puede aguantar fácilmente utensilios de cocina calientes por lo que es perfecto para encimeras en las cocinas. El mármol es también propenso a que los colores se debiliten, convirtiéndose aburridos con el paso del tiempo. A diferencia de las manchas que se pueden quitar, no hay manera de devolverle a un mármol desgastado su brillo original. Éste es un proceso irreversible y la mayor desventaja del mármol.
  2. Sensibilidad a sustancias ácidas: Ambas piedras naturales poseen una estructura porosa pero los atributos metamórficos del mármol lo hacen más poroso y por lo tanto más fácil que se manche por vertidos, especialmente de líquidos ácidos en su naturaleza como zumo de frutas y vino. Por otro lado, el granito es mucho más resistente a las manchas siempre y cuando un sellado efectivo se mantenga en la superficie del material. Así, los vertidos de líquidos no se infiltrarán en ésta.
  3. Apariencia: La apariencia de ambos granito y mármol es bastante diferente una de la otra. La variación del color del granito es de aspecto pecoso a través de la piedra debido a que éste material está compuesto de piedras entrometidas como feldespato, mica y anfíbol. El mármol, por otro lado, tiene un color grisáceo o crema con una especie de venas corriendo en él.
  4. Aplicaciones: La calidad duradera del granito lo hace apropiado para encimeras en cocinas y pasillos donde se pisa mucho, mientras que el mármol es más apto para áreas dónde hay menos tráfico de gente, como en los baños. El mármol aporta un look único y brillante y es adecuado para superficies que son normalmente menos frecuentadas.
  5. Coste: El granito y el mármol deben ser instalados por profesionales ya que las losas son muy pesadas. El coste aproximado de ambos es similar. Sin embargo, el granito es más barato que su compañero el mármol. El precio actual depende de la calidad de la piedra, de la complejidad del trabajo y del estilo de los azulejos.
  6. Mantenimiento: Los selladores se usan en ambas piedras naturales para prevenir las manchas y las marcas. El mármol requiere sellar con más frecuencia, por ejemplo, dos veces al año (recomendado por profesionales), mientras que con el sellado del granito una vez cada dos años es suficiente. El requisito para poder volver a sellar depende de lo pesada que sea la superficie y la regularidad en la limpieza de la piedra.

¿Cómo seleccionar la mejor piedra para tu proyecto?

A estas alturas, ya sabes todas las propiedades de ambas piedras. Sabes la diferencia de precios y las diferentes cualidades de cada uno. En la sección final, antes que nada, necesitas considerar tu proyecto. Si necesitas un diseño de calidad y asequible, puedes optar por mármol, pero si estás buscando una solución duradera y puedes permitirte gastarte una gran cantidad de dinero, opta por granito ya que también es una buena opción.

Conclusión

El mármol y el granito tienen sus propias cualidades y propiedades. Al final, todo depende de la estética y dónde se va a usar la piedra. Si estás dispuesto a dedicar tu tiempo al mantenimiento regular de los azulejos por su diseño más bello y elegante apuesta por el mármol. Sin embargo, si deseas una piedra natural más duradera, con cualidades resistentes a los daños y menos desgaste del uso, entonces el granito es la mejor opción para ti.

Contacta con nosotros

Paseo de Circunvalación 41 02004 Albacete
666 138 694 - 685 181 748
info@neftis.es

Neftis